Requisitos para hacer un contrato de arriendo notarial

requisitos-contrato-arriendo

Los requisitos para hacer y firmar un contrato de arriendo notarial están regulados por la Ley 18101 del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, en esta se encuentra toda la normativa legal al respecto.

En este artículo detallaremos los requisitos que se encuentran en dicha Ley para que sepas si tu propiedad cumple con dichos estándares de arriendo a predios urbanos. Y de esta manera, puedas recopilar todos los documentos que sean necesarios para hacer el contrato de arrendamiento notarial.

Requisitos y documentos para hacer un contrato de arriendo notarial

Tanto los requisitos como los distintos documentos (certificados) relacionados a la propiedad, al arrendador y al arrendatario son importantes. Por un lado, porque se resguarda la propiedad y, por otro lado, porque el arrendador y el arrendatario se evitan conflictos a futuro teniendo todo claro y en regla.

Estos son los documentos que debería presentar el arrendatario para el arriendo del inmueble:

Antecedentes del arrendatario

  • Certificado de Dicom para arriendo: este permite conocer la situación financiera del arrendatario. (No confundir con el informe comercial de Dicom)
  • Contrato de trabajo y liquidaciones de sueldo: en el caso de arrendatarios asalariados (trabajadores dependientes), suelen ser necesarias las 3 últimas liquidaciones de sueldo y las últimas 12 cotizaciones de AFP.
  • Declaraciones de renta: para arrendatarios con trabajo independiente se suelen requerir las últimas declaraciones de renta y las boletas.
  • Codeudor: esto puede ser opcional, pero en el caso de requerir un codeudor o aval es importante pedirle también las liquidaciones de sueldo.

Estos son los requisitos para firmar el contrato de arriendo ante notario:

  • Individualización de las partes: nombre y datos personales del arrendador y del arrendatario.
  • Inmueble: describir el tipo de inmueble que se arrienda y especificar la ubicación de este.
  • Escritura de la propiedad: tener la escritura de la propiedad o un certificado de dominio emitido por el Conservador de Bienes Raíces. (Para demostrar que el arrendador es realmente el dueño de la propiedad)
  • Uso de la propiedad: establecer cuál será el uso que se le dará a la propiedad (habitacional o comercial).
  • Términos y condiciones: establecer todas las condiciones, responsabilidades y obligaciones para el arriendo del inmueble.
  • Pagos: establecer claramente las formas y las fechas en las que se realizarán los pagos por el arrendamiento.
  • Renta: definir el monto de la renta y si esta será mensual o en otra modalidad.
  • Reajuste: establecer como se calculará el incremento anual del valor del arriendo, por IPC o por alguna otra modalidad.
  • Término de contrato: definir cuáles serán las causales que darán termino al contrato de arriendo.
  • Resolución de conflictos legales: establecer con claridad quién costeará los gastos en caso de existir disputas.
  • Vigencia del contrato: definir cuál será la duración del contrato de arriendo y que ocurrirá una vez este se termine.
  • Inventario: suele ser recomendable redactar un anexo enlistando aquellos elementos que se entregan con el inmueble y dejando por escrito el estado general en el que se entrega la propiedad.

En conclusión

Aunque en Chile no es obligatorio hacer un contrato de arriendo notarial, es la opción más recomendada, ya que queda por escrito y firmado ante notario los derechos y deberes de ambas partes. Y además, se resguarda la propiedad y los derechos de arrendador y arrendatario en caso de existir problemas.


Otras personas también han leído:

Más en la sección Contrato de Arriendo.


Gracias por compartir esta información con otras personas

Scroll al inicio